Rafia tela, el elemento sostenible perfecto en la agricultura

30 octubre, 2020

Entrega a domicilio de rafia precio sin costo en CDMX, Edo Mex, Tlaxcala, Puebla, y Pachuca. Entrega de 1 a 3 días y con certificado de calidad. 55 59742405

En la actualidad, la sostenibilidad se ha convertido en un tema de suma importancia en las diferentes industrias por lo que es una prioridad global. El sector agrícola ha presentado esas necesidades de usar elementos sostenibles como la rafia tela que ha sido empleada ampliamente en los últimos años.

Esto se debe a la necesidad de una agricultura respetuosa con el medio ambiente para garantizar un alimento para una población en rápido crecimiento. La bioeconomía es fundamental para avanzar en el campo de la agricultura sostenible. Esto contribuye a la conservación de los recursos biológicos mediante una gestión circular e integral.

La bioeconomía prioriza la reducción y reutilización de materiales y productos. El foco de este artículo es exponer sobre la rafia tela biodegradable y la reciclada en cultivos hortícolas en diferentes países. El uso de esta mejora significativamente la gestión de la biomasa residual. Sin embargo, solo se utiliza en un pequeño porcentaje de cultivos, aunque es una alternativa sostenible y rentable para los agricultores.

La agricultura es responsable de una cuarta parte de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) que contribuyen al cambio climático. Un alto porcentaje de estas emisiones, incluyendo metano (CH4), dióxido de carbono (CO2) y óxido nitroso (N2O), se producen por el uso intensivo de fertilizantes nitrogenados, la descomposición de residuos agrícolas y la quema de grandes cantidades de cultivos.

En la actualidad, estas emisiones son responsables de la mayor frecuencia de fenómenos meteorológicos extremos, como lluvias torrenciales y sequías prolongadas. Estas condiciones climáticas aceleran la degradación del suelo y afectan negativamente la productividad agrícola, poniendo en riesgo la seguridad alimentaria.

Se estima que para el 2030 más de 122 millones de personas vinculadas a la agricultura podrían estar viviendo en extrema pobreza como resultado de las consecuencias del cambio climático. Asimismo, para el 2050, este fenómeno podría conducir a un incremento en los precios de los productos básicos como el cereal.

Esta situación pone de relieve la urgencia de transformar el actual sistema alimentario en uno más sostenible. Para 2050, será necesario aumentar la producción de alimentos en un 49%, al tiempo que se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero y se aumenta la capacidad de adaptación al cambio climático. Este es uno de los principales objetivos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (APS) de la Agenda 2030.

El principal desafío de la agricultura sostenible es priorizar la conexión entre las dimensiones económica, social y ambiental de la sostenibilidad. El objetivo para 2030 es lograr cambios profundos en el sistema agroalimentario, que contribuyan al logro de los objetivos climáticos del Acuerdo de París.

Durante años, el creciente uso de plásticos en la agricultura ha ayudado a los agricultores a aumentar la producción de cultivos, mejorar la calidad de los alimentos y reducir la huella ecológica de su actividad. Los plásticos no solo permiten el cultivo de verduras y frutas en cualquier época del año, sino que estos productos suelen ser de mejor calidad que los que se cultivan en campo abierto.

El importante sector de frutas y hortalizas, que proporciona productos esenciales para una dieta saludable, es altamente vulnerable al cambio climático actual. Los efectos negativos de la variabilidad climática sobre la producción de frutas y hortalizas son diversos e incluyen cambios en los procesos vegetativos y reproductivos, disminuciones en la producción de cultivos e incidencia de plagas.

En muchos casos, la respuesta ha sido modificar las variedades de cultivos y los sistemas de producción. En los últimos años, se ha dado una demanda significativa en la producción de alimentos. El aumento se debe a la necesidad de proteger los cultivos, principalmente hortalizas, de las condiciones meteorológicas adversas durante todo el año. El cultivo en invernadero es particularmente adecuado para controlar los parámetros climáticos y las condiciones ambientales interiores, conservar los recursos y contrarrestar los efectos del cambio climático, mejorando así la seguridad alimentaria mundial.

Es ahí donde la rafia natural ha sido indispensable para responder a esas demandas en las problemáticas existentes por incorporar la sostenibilidad en los cultivos de diferentes productos. Este material se caracteriza por ser resistente, flexible y versátil en cada uno de sus usos. Es la materia que ha permitido mejorar los cultivos, protegerlos y optimizar cada uno de sus procesos.

Desde la antigüedad, se han utilizado materiales como bastones y palos para mantener las plantas en posición vertical y optimizar las condiciones de desarrollo de los cultivos hortícolas. Algunas especies herbáceas y arbustivas carecen de los tallos rígidos y resistentes que les permitirían pararse verticalmente por sí mismos durante la fructificación y es por eso que requieren de métodos especiales.

A principios de la década de 1980, la consolidación del modelo de horticultura intensiva en el mundo entero, así como la evolución del diseño y mejora de las estructuras de invernaderos exigieron métodos modernos de entramado. Se introdujeron nuevos métodos y materiales, incluida la fibra plástica natural y sintética reciclable.

La planta se ata con rafia de fibra para guiar alambres o elementos estructurales del invernadero a varias alturas y en sentido vertical y/u horizontal, según la técnica de enrejado empleada. Este sistema de sujeción y guiado es fundamental para la mayoría de cultivos hortícolas protegidos, ya que permite lo siguiente:

  • Mejorar la ventilación de la planta y favorecer el uso de la radiación solar.
  • Evitar el contacto de frutas y hojas con el suelo.
  • Reducir y controlar la incidencia de enfermedades de las plantas.
  • Mejorar la eficacia de los productos fitosanitarios. Facilitar los procesos de poda, remoción de tallos, recolección de frutos y cualquier trabajo de mantenimiento de cultivos en las fincas. Aumentar la densidad de la plantación para incrementar la productividad de los campos. Mejorar la calidad de los frutos (mayor homogeneidad en aspectos visuales).

La rafia tela proporciona:

Soluciones innovadoras y sostenibles, gracias al uso de diferentes plásticos en la agricultura, se puede ahorrar agua, se puede mantener la temperatura bajo las mantas durante la noche, la foto selectividad puede mejorar la producción de ciertas flores e incluso se pueden plantar cultivos en zonas desiertas.

Las tuberías de riego de plástico evitan el desperdicio de agua y nutrientes, el agua de lluvia se puede retener en depósitos construidos con plásticos y el uso de pesticidas se puede reducir para manteniendo los cultivos en un espacio cerrado como un invernadero o con el acolchado debajo de una película plástica. Además, se reducirán las emisiones de pesticidas a la atmósfera, ya que permanecerán fijas en la cubierta plástica. El control de plagas juega un papel vital en la protección del rendimiento de los cultivos.

Invernaderos

Los invernaderos son como unidades de cuidados intensivos de los cultivos. Gracias a ellos, las plantas están expuestas a la luz solar y pueden crecer en condiciones ideales según sus propiedades fisiológicas. De hecho, el uso de invernaderos brinda a los agricultores la posibilidad de crear las condiciones ambientales apropiadas que las plantas requieren para un crecimiento más rápido y seguro, al evitar temperaturas extremas y proteger los cultivos de condiciones externas dañinas.

Es allí donde la rafia blanca ha sido empleada ampliamente porque es idónea para diferentes cultivos de flores o productos agrícolas. Esto debido a que requieren de una mayor incidencia de la luz para un óptimo crecimiento en ciertas épocas del año por sus características o por el proceso que llevan. Es importante resaltar que mantienen la temperatura idónea en el invernadero para que los cultivos no se dañen.

Túneles bajos

Los túneles bajos tienen las mismas características que los invernaderos, excepto por su complejidad y altura. Los cultivos que más se cultivan en túneles son el espárrago, la sandía, la fresa, entre otros.

Mantillo

Colocar mantillo o cubrir el suelo con una película de plástico (generalmente negro, transparente o blanco) ayuda a mantener la humedad a medida que se reduce la evaporación. También mejora las condiciones térmicas de las raíces de la planta, evita el contacto entre la planta y el suelo y evita que las malas hierbas crezcan y compitan por el agua y los nutrientes.

Depósitos de plástico y sistemas de riego

Cuando son combinados, estos brindan colaboración de suma importancia a la administración del agua. Esta es almacenada en represas que están recubiertas con elementos plásticos como la rafia para evitar fugas y de esta manera permitir la distribución correcta por sistemas de riego por goteo, sistemas de flujo de agua y tuberías. Es importante mencionar que ofrecemos esos plásticos que son reciclados para que ustedes incorporen la sostenibilidad en sus empresas e industrias.

Esta aplicación, que fue desarrollada para almacenar granos y paja de los animales durante el invierno, es una prueba más del valor de los plásticos. Las películas de plástico utilizadas para almacenar el ensilado son resistentes y el contenido se puede transportar y almacenar fácilmente durante largos períodos.

Nuestra rafia tela es perfecta para las empresas que tienen consciencia con el medio ambiente y la responsabilidad social; puesto que les ofrecemos la que es de origen natural e idóneo para biodegradarse o aquella que es reciclada y ha sido obtenida de la extrusión de polipropileno y polietileno.

Para más información pueden llamarnos al siguiente número telefónico: (55) 5974 1402. Ofrecemos a cada uno de nuestros clientes rafia sintética en diferentes presentaciones para satisfacer esas necesidades de sostenibilidad en la agricultura y diferentes sectores industriales.

Dirección

Col. José de la Mora
Mz. 4 Lt. J #9, Ixtapaluca,
56556, Estado de México

Rafia precio | Costales de rafia | Barcinas | Super sacos | Rafia natural | Rafia blanca | Rafia tela | Super sacos usados | Super sacos industriales | Venta de super sacos