Productos que no deben faltar para un buen embalaje

23 enero, 2024

El embalaje es un aspecto crucial para muchos sectores, pues es el responsable de que todo tipo de producto salga de fábrica o centros de distribución y llegue a los puntos de venta en óptimas condiciones. Su aplicación evita los daños causados por vibraciones, impactos, entre otros que se relacionan con la manipulación y el transporte de mercancías y mantiene su calidad. Para que se realice adecuadamente, se requieren varios productos, por ejemplo, los sacos de rafia natural o artificial, flejes, entre otros.

Aseguren un buen embalaje para la máxima satisfacción del cliente

Los productos utilizados para el embalaje tienen la finalidad de fijar y asegurar las mercancías, así como brindar soporte y amortiguación, algo crucial si se manejan bienes frágiles. Además de la maquinaria y herramientas de embalaje, se requieren lo siguientes elementos:

Playo

Se trata de una película plástica delgada y con gran elasticidad que se fabrica con polietileno y se utiliza para envolver cajas y paquetes con otras formas, de modo que queden unidas y fijadas sobre los pallets, evitando así caídas potenciales durante su desplazamiento y manipulación. Además, estabiliza las cargas y evita que estas se llenen de polvo y suciedad, principalmente si se mantienen en la intemperie.

Es una excelente opción para productos de gran volumen y su superficie permite colocar señalizaciones para la identificación de las cargas. Hay varios tipos, como el playo estirable manual, preestirado manual y estirable manual sin mandril. Su colocación puede hacerse manualmente, pero igual de forma automática mediante emplayadoras estándar o robots filmadores. Al emplayar, pueden ocurrir problemas, pero es posible solucionarlos en la mayoría de los casos.

Cajas de cartón corrugado

Se trata de uno de los recipientes más utilizados para el embalaje y deben su nombre al cartón ondulado o corrugado con el que se fabrican. Destaca por su capa interna ondulada en medio de dos caras planas, a manera de sándwich. Esta estructura es muy ventajosa, ya que absorbe los impactos y vibraciones y le dota de gran resistencia.

Las cajas de cartón corrugado son una excelente forma de proteger los productos y se pueden fabricar en muchas formas y tamaños para diferentes tipos de productos. Pese a ocupar mucho volumen, su peso es ligero, además son un material biodegradable, algo crucial para la sustentabilidad actual del embalaje. A diferencia de otras opciones, su precio es bajo y son rentables y su forma permite apilarlas en grandes alturas y de forma perfecta, a lo que se añade el plazo para dotarlos de estabilidad durante su manejo.

Flejes

Hay varios tipos de flejes en el mercado, como los metálicos, aunque el fleje de plástico polipropileno es el más utilizado. Se trata de una cinta flexible y plana que se usa para asegurar paquetes de forma individual o unir varios de ellos, principalmente cajas. Brinda una excelente sujeción, así como estabilidad, evitando que los paquetes individuales se muevan mientras son transportados. Asimismo, facilita el manejo de las mercancías, volviendo así más eficiente la cadena de suministro.

La elección del tipo de fleje depende de las mercancías a amarrar y de características específicas, como nivel de fragilidad, peso, condiciones de transporte, entre otras. Por ejemplo, el fleje de plástico que es indispensable en varios sectores es buena opción para el cierre y sujeción de cargas ligeras con un peso menor que 30 kg, además en pallets pequeños o medianos y entornos húmedos, gracias a su excelente resistencia.

Hilos de rafia

Este producto no se fabrica con rafia natural, sino sintética: el polipropileno. Este termoplástico es uno de los más estimados para embalajes y por su versatilidad. Retornando a los hilos, se ofrecen con diferentes calibres para obtener diferentes niveles de resistencia y destacan por ser durables y útiles. Se utilizan para asegurar y atar cargas durante el transporte y almacenamiento, aunque se usa principalmente en paquetes individuales. Igual se ofrecen en diferentes colores para identificar las cargas y tienen un precio bastante accesible.

Rellenos

Su función es brindar amortiguación y evitar que los productos frágiles se dañen ante vibraciones e impactos. Brindan una capa adicional y se colocan dentro de los paquetes, junto a las piezas. Hay varios tipos de rellenos, desde plásticos de burbujas, hasta espumas y papel.

Sacos

Si bien pueden fabricarse con rafia natural o papel, las empresas prefieren estos empaques de materiales plásticos, siendo el polipropileno el más utilizado. Destacan por su gran capacidad y resistencia química y térmica, además brinda una barrera efectiva a los productos. Pueden laminarse o no, así como fabricarse con diferentes tipos de tejidos.

Hay otra opción para productos a granel de varias toneladas: los super sacos. Igual se fabrican con polipropileno y con diseños de válvulas para facilitar las cargas y descargas. Llegan a almacenar hasta dos toneladas y se usan ampliamente dentro del sector agrícola y constructor. Pueden reutilizarse, debido a su gran resistencia y ocupan poco espacio, haciendo que las labores de almacenaje sean eficientes. Se recomienda la utilización de llenadoras y soportes para aprovechar al máximo su capacidad.

En Comercializadora de Polímeros Reciclados encontrarán la mayoría de estos productos para embalaje a precios competitivos. Pida más información, ya sea marcándose al (55) 2645 8833 o llenando el formulario en nuestro sitio web.

Dirección

Col. José de la Mora
Mz. 4 Lt. J #9, Ixtapaluca,
56556, Estado de México

Rafia precio | Costales de rafia | Barcinas | Super sacos | Rafia natural | Rafia blanca | Rafia tela | Super sacos usados | Super sacos industriales | Venta de super sacos | Fleje de plástico | Cable de plástico | Malla sombra | Big bags

Abrir chat
Hola
¿En qué podemos ayudarte?