Los llenadores: un elemento crucial para utilizar super sacos

Entrega a domicilio de costales de rafia sin costo en CDMX, Edo Mex, Tlaxcala, Puebla, y Pachuca. Entrega de 1 a 3 días. 55 59742405

Los costales de rafia de polipropileno son un producto indispensable para muchas industrias, desde alimentarias hasta la de construcción. Su uso es cada vez más extendido, por lo que varios fabricantes se han dado a la tarea de diseñar equipos para hacer más seguro y eficiente su llenado y descarga. Con el fin de ayudarles, les diremos algunos puntos a considerar para implementar el llenado de big bags. Recuerden que no es suficiente contar con sacos de calidad, igual es necesario una herramienta que facilite su utilización.

Considerar el tipo de alimentación

El sistema de alimentación determina varios aspectos al usar llenadores, desde la eficiencia hasta la precisión y capacidad de llenado. Es importante tomar en consideración la posición del tanque donde se almacena el material al verter y su nivel de fluidez. Según estos aspectos, los sistemas serán más convenientes para ciertas aplicaciones.

En caso de manejar materiales con baja fluidez, es necesario un dosificador que realice los llenados de manera precisa. Algunos ejemplos son la válvula rotativa, transportador de tornillo, tornillo sinfín rígido, elevador de cangilones, disco de fricción, entre otros. Para elegir la mejor opción, consideren el espacio disponible en la instalación.

Por otra parte, no se recomiendan los transportadores neumáticos al usar materiales que son fáciles de segregar, ya que serán dispersados. En caso de tener espacio por arriba del cargador, es posible utilizar la capacidad que equivale al peso de los sacos para disminuir el tiempo requerido en cada ciclo y hacer que las big bags tengan el peso adecuado. Para esta configuración, es necesario cambiar las bolsas mientras que el próximo lote está en la fase de pesado. Al utilizar un transportador neumático, es posible preparar la tolva receptora para soportar el peso total de los sacos y, por ende, es posible la aplicación de este método.

Considerar la cantidad de sacos a llenar de forma semanal

Para este punto, es importante considerar que es preferible un llenador de mayor capacidad a la requerida, aunque no demasiada para evitar gastar de más. Encontrarán varios ejemplares con diferentes capacidades, desde 1 saco semanal hasta 20 cada hora. Hay tres tipos de llenadores a elegir: manuales, automáticos y semiautomáticos. A medida que disminuya el nivel de automatización, variará el rendimiento según el desempeño del personal y su capacidad de usar las mangas correctamente, extraer los costales de rafia, colocarlos en los pallets y efectuar las demás tareas requeridas.

Si se realizan llenados de baja capacidad, basta con un equipo manual que, pese a su bajo coste de fabricación, presenta excelente resistencia estructural y la inversión retorne rápidamente. Por otra parte, si el llenado de los big bags para embalaje es más complejo y demandante, hay opciones que permiten simplificarlo, como equipos que inflan y expanden los sacos para mejorar el llenado o con sistemas de pesaje. Igualmente, si los sacos no pueden sacarse mediante montacargas, hay algunos llenadores que brindan acceso lateral para su retiro con patines hidráulicos.

El tiempo requerido para la preparación de los costales impacta en el proceso de llenado, por lo que una buena opción es añadir un trayecto de rodillos; sin embargo, es importante considerar que la altura del llenador sea regulable y la estructura de soporte se encuentre en la parte posterior. Igualmente hay llenadores que posicionan rápidamente el saco a la altura del operador para facilitar su llenado y, una vez logrado el peso establecido, el sistema de vertido se detiene y la barcina es sacada de forma segura y sin intervención humana.

Determinar si se requiere un equipo con múltiples funciones

Si no solo llenarán big bags, sino cajas, bidones u otros elementos de embalaje, conviene adquirir un llenador multifuncional, lo que ahorrará espacio, evitará la compra de múltiples sistemas e incrementará la productividad.

Tomar en cuenta los requisitos sanitarios

En caso de que el llenador de super sacos tenga que cumplir con estos requisitos, es importante adquirir únicamente un equipo aprobado por los respectivos organismos sanitarios.

Considerar la contención de polvo

Cualquier llenador, incluso los modelos más básicos, cuentan con una junta inflable que sella la manga de carga de los super sacos industriales y previene la liberación de polvo al llenarlos, aunque solo algunas entradas cuentan con un sistema captador para la filtración del polvo y el aire y evitar que llegue a los operadores. Se trata de un aspecto crucial si manejan productos peligrosos o si es necesario mantener la zona libre de contaminación.

Considerar la disminución de riesgos para el personal

La utilización de llenadoras manuales y semi automáticos es más asequible, pero agota rápidamente al personal y su seguridad y la del equipo queda comprometida durante la colocación de las asas de los costales de rafia. Este inconveniente queda solucionado si se instala una cabeza de llenado cuya altura sea regulable.

Una vez adquirido el llenador más conveniente para su caso, no olviden hacerse de las mejores big bags de polipropileno para aprovechar sus ventajas en el sector industrial. Soliciten más información o una cotización al (55) 5974 1402 o completen nuestro formulario con sus datos.

Dirección

Col. José de la Mora
Mz. 4 Lt. J #9, Ixtapaluca,
56556, Estado de México

Rafia precio | Costales de rafia | Barcinas | Super sacos | Rafia natural | Rafia blanca | Rafia tela | Super sacos usados | Super sacos industriales | Venta de super sacos | Fleje de plástico | Cable de plástico | Malla sombra | Big bags