Las casas sombra: una alternativa a los invernaderos en México

5 agosto, 2022

Venta de malla sombra, entrega a domicilio en CDMX, Edo Mex, Tlaxcala, Puebla, y Pachuca. Entrega de 1 a 3 días y con certificado de calidad. 55 59742405.

La alta competitividad en el mercado de la exportación ha aumentado las exigencias de calidad de productos generados en huertos. Los invernaderos convencionales son una opción ampliamente usada, especialmente en el noroeste del país, ya que ofrece varios beneficios, como consistencia en las producciones, excelentes rendimientos por metro cuadrado, entre otros. Sin embargo, su construcción requiere materiales difíciles de costear para los pequeños productores. Afortunadamente, hay una nueva solución económica: las casas sombras, usan tejidos de plástico, como la malla sombra.

Estas instalaciones protegen tanto los frutos como las hojas en entornos donde los rayos de sol pegan fuerte, disminuyen la temperatura y los signos de quemadura en los frutos. Si se configura adecuadamente el nivel de luz según el tipo de planta, los cultivos crecen vigorosamente, se obtienen frutos de alta calidad y con excelentes rendimientos.

Las mallas sombras

El material básico en las casas sombra son las mallas con filamentos plásticos, especialmente de polietileno, que es el plástico usado en las películas de invernaderos. Su función es modificar tanto la luz como la temperatura en el entorno, lo que influye en el crecimiento y desarrollo de los cultivos, ya que impacta en varios procesos importantes, como la transpiración, fotomorfogénesis, fotosíntesis, entre otros.

Pese a la variedad de mallas, los horticultores han comprobado la excelente funcionalidad de la malla sombra, que se teje con filamentos planos o monofilamentos de polietileno de alta densidad. Destaca por su alta durabilidad y resistencia a los agentes externos. Otros materiales usados son las mallas de poliéster y de polipropileno, aunque las de polietileno HD son las más solicitadas.

Su duración es de aproximadamente cuatro años, aunque duran más si se adquieren ejemplares de calidad y reciben mantenimiento. Los fabricantes saben que las necesidades de sombra varían según la aplicación, por lo que crean mallas con diferentes porcentajes de luminosidad, que oscilan entre 30% y 90%. Usualmente, se utiliza el color negro, aunque igual se utilizan mallas de color blanco, azul, verde, rojo, entre otros.

Las casas sombra

Para construir un invernadero, es necesario analizar con detalle la inversión a realizar. Es importante que los horticultores conozcan las tendencias en diseños y materiales de construcción adaptadas a las necesidades específicas de los huertos. En México, los valores de humedad y temperatura ambiental varían considerablemente según la región, pero en todas son favorables para el desarrollo de diferentes plantos. Somos un país con un gran potencial hortícola, aunque es necesario usar materiales específicos para aprovecharlo.

La malla sombra comenzó a utilizarse en las entidades de Morelos, Estado de México y Michoacán, que destacan por su clima templado. Por ejemplo, se empleaba para cubrir de forma parcial o completa los cultivos y atenuar la radiación en las horas donde pega más fuerte y para evitar que las plagas accedan tanto en las laterales como cubiertas.

Actualmente, se ha implementado en las zonas tropicales donde las temperaturas llegan hasta los 40 °C. Al seleccionar mallas de calidad con diseños y porcentajes de sombra específicos se logró controlar los efectos de la alta temperatura, optimizar la ventilación interior y proporcionar sombra a todo el cultivo, sin realizar altas inversiones.

Esta malla de polietileno HD se usa en varias entidades para conformar casas sombra, especialmente en Tabasco, Sinaloa, Colima, Nayarit y Chiapas y, en nuestros días, comienza su utilización para realizar trasplantes o producir cultivos intensivos con altas necesidades de ventilación. En estos estados, las unidades sombreadas evitan el acceso de insectos transmisores de enfermedades para los cultivos, reducen la transpiración y evaporación y evitan los impactos perjudiciales de las corrientes de aire.

La instalación de las casas sombra que ofrecemos en Comercializadora de Polímeros Reciclados junto con otros productos, como los super sacos, disminuyen la necesidad de químicos y facilitan el aprovechamiento del espacio vertical para que ciertas especies crezcan adecuadamente.  Las fibras de polietileno brindan excelente capacidad de sombreado, pero se dañan ante la exposición, por lo que los fabricantes aplican tratamientos especiales para que resistan la radiación UV.

Con respecto a su durabilidad, depende de la densidad de la malla y de su entramado. Los fabricantes las personalizan para que se adecúen al tipo de cultivo o la zona geográfica. Son confeccionadas con costuras de alta seguridad, bandas de refuerzo y ojillo para obtener una excelente tensión y anclaje en las casas sombra.

Para colocarlas, se requieren algunas estructuras, como los perfiles tubulares galvanizados para que las casas tengan alturas mínimas de tres metros. El sistema de anclaje y los cables de acero son usados para formar el cuadriculado y proporcionar tanto resistencia como tensión a la construcción. El transporte e instalación de las mallas es sencillo y se desmonta y monta sin problemas para aprovechar otros espacios.

Los fabricantes proporcionan mallas de diferentes tamaños según las dimensiones de las casas. Si bien presentan una durabilidad específica, los horticultores reportan una mayor vida útil al retirarse cuando culmina la temporada de ciertos cultivos.

Si necesitan una malla sombra o rafia tela, contáctennos al (55) 5974 2410, completen nuestro formulario o envíen un correo a la dirección:  contacto@comercializadoradepolimerosreciclados.com.

Dirección

Col. José de la Mora
Mz. 4 Lt. J #9, Ixtapaluca,
56556, Estado de México

Rafia precio | Costales de rafia | Barcinas | Super sacos | Rafia natural | Rafia blanca | Rafia tela | Super sacos usados | Super sacos industriales | Venta de super sacos | Fleje de plástico | Cable de plástico | Malla sombra | Big bags