¿Fleje de acero o plástico para sus procesos de embalaje?

Venta de fleje de plástico, entrega a domicilio en CDMX, Edo Mex, Tlaxcala, Puebla, y Pachuca. Entrega de 1 a 3 días y con certificado de calidad. 55 59742405.

En el pasado, el fleje de acero era ampliamente utilizado en los procesos de embalaje, no obstante, cuando salió a la venta el fleje de plástico (tanto de polipropileno como de poliéster), rápidamente reemplazaron a los ejemplares de acero. Estos últimos aún se usan, pero es innegable que la versión plástica es cada vez más estimada por las industrias.

El proceso de sustitución ocurrió en un momento en el que solo existía el fleje de acero como opción para el embalaje. Afortunadamente, el desarrollo de los flejes de polipropileno y de poliéster incrementaron las opciones de embalaje y volvieron este proceso más eficiente. Quizá mantengan dudas sobre la fiabilidad de los flejes plásticos, por lo que, a continuación, mencionaremos por qué deberían usarlos como reemplazo de los flejes de acero.

¿Fleje de plástico o de acero?

Hay una característica de la que no gozan los flejes de acero y esa carencia es uno de sus puntos débiles: la elongación. En cambio, un fleje de plástico admite elongaciones mucho mayores, aunque depende del material. Probablemente se pregunten: ¿hasta qué límite un fleje puede regresar a su forma original tras someterse a alguna tensión? Intentemos dar respuesta a esta cuestión.

Un ejemplo claro de la transición del embalaje con flejes de acero a los ejemplares de plástico son los cargamentos de madera. En este caso específico, puede parecer más conveniente la cinta de acero, debido a que brinda mayor resistencia al momento de asegurar cargas muy pesadas; sin embargo, los flejes plásticos regresan rápidamente a su forma original, lo que es más conveniente en el caso mencionado.

Si consideran la propiedad de elasticidad, entenderán que es mejor el embalaje de cargamentos de madera u otros con los flejes plásticos. A diferencia de los ejemplares de acero, aquellos de plástico presentan mayores posibilidades de ajustar la elasticidad, ya que el primero no presenta elongación ni retorno a la forma original.

El fleje de acero es igual más susceptible a presentar daños por el ambiente y terminará flojo al usarse para transportar mercancías pesadas. Esto hará que los productos queden desprotegidos, lo que afectará su calidad. Es verdad que puede soportar grandes pesos, pero, en la mayoría de los casos, es más estimada la elasticidad de los flejes.

Algo que deben saber sobre los flejes de plástico es que su historia en el mundo del embalaje es mucho más corta que la de las versiones de acero. Pese a ello, ha ocurrido una rápida transición, gracias a las ventajas reconocidas de los flejes plásticos. De hecho, muchas industrias admiten que la transición de los flejes de acero a los de plástico será inevitable y es cuestión de tiempo, por lo que deberían considerar cambiarse y unirse a la tendencia.

¿Realmente son mejores los flejes de plástico?

Quizá queden dudas acerca de los detalles mencionados arriba. En realidad, pueden usarse ambos materiales, aunque se recomiendan para distintos casos. Consideramos importante que tomen en cuenta las siguientes cualidades para determinar si realmente deben iniciar la transición o usar ambas opciones para sus procesos de embalaje:

Flexibilidad

Si manejan materiales que requieran un empaque más elástico y flexible, opten por el fleje plástico, especialmente el que se fabrica con polipropileno, que es el material utilizado para producir rafia de precio competitivo. Es mejor opción que el metal por su elongación y más asequible en este tipo de caso.

Resistencia

No hay duda de que el fleje de acero inoxidable es el más resistente y presenta un mayor punto de rotura que las versiones de poliéster o polipropileno. Es igual la mejor opción para cargas pesadas. Son capaces de soportar hasta 70 kg sin deformarse, algo imposible para un fleje de plástico.

Exposición a agentes externos

Si realizan el embalaje bajo condiciones extremas, se recomiendan ambos casos, especialmente los flejes de acero y polipropileno. El primero está galvanizado y resistirá la humedad y el segundo no solo resistirá la humedad por los tratamientos a los que se somete, sino que no será afectado por la radiación UV. Hay un pequeño problema en los ejemplares de plástico: se contraen o expanden ante cambios de temperatura

Resistencia a la corrosión

El acero y el plástico son excelentes para resistir la corrosión, aunque, sí el primero no se somete al proceso de galvanizado, terminará con signos de corrosión, aunque, incluso con este acabado, será inevitable que se corroa si se expone mucho a la humedad. En el caso del polipropileno, no presenta este problema.

Impactos ambientales

Tanto el acero como el polipropileno son 100% reciclables y respetuosos con el medio ambiente. En el caso del material plástico, puede reciclarse y someterse a varios tratamientos para usarse nuevamente, aunque es preferible que se use material virgen para su fabricación. Por otra parte, una gran cantidad de acero se fabrica a partir de material reciclado y sus subproductos, como escorias y polvo, se pueden usar para muchas aplicaciones.

Si desean flejes de polipropileno u otro producto, como la malla sombra, contáctennos al (55) 5974 2410 o completen nuestro formulario.

Dirección

Col. José de la Mora
Mz. 4 Lt. J #9, Ixtapaluca,
56556, Estado de México

Rafia precio | Costales de rafia | Barcinas | Super sacos | Rafia natural | Rafia blanca | Rafia tela | Super sacos usados | Super sacos industriales | Venta de super sacos | Fleje de plástico | Cable de plástico | Malla sombra | Big bags