¿Cómo lograr un llenado seguro de los sacos de rafia?

 

Entrega a domicilio de costales de rafia sin costo en CDMX, Edo Mex, Tlaxcala, Puebla, y Pachuca. Entrega de 1 a 3 días. 55 59742405.

 

Llenar los super costales de rafia de forma adecuada es crucial, lo que requiere bolsas y sistemas de llenado con un buen diseño que garantice tanto la eficiencia como la seguridad. La Flexible Intermediate Bulk Container Association (FIBCA) recomienda que se utilicen sacos adecuados para las áreas de llenado y vaciado y que se apliquen las medidas de manejo recomendada por los fabricantes.

Con respecto a los sistemas de llenado, tienen que diseñarse específicamente para utilizarse en big bags, que mejoran notablemente muchas operaciones industriales. Deben clasificarse según el peso de los sacos llenos y permitir la aplicación de las mejores prácticas de llenado. Es importante que cuenten con conexiones adecuadas de boquilla y bucle de seguridad.

No es suficiente con elegir los costales de rafia y equipos correctos. Por sí solos, no garantizan llenados seguros. Adicionalmente, tienen que seguir una serie de buenas prácticas que garanticen la calidad y seguridad del proceso, que enlistamos a continuación.

Evitar el llenado excesivo

Es importante que los operadores no sobrepasen la capacidad de carga (SWL) de los sacos proporcionada por los fabricantes. Tampoco tienen que llenarse hasta un nivel que perjudique la estabilidad de los supersacos o rebase los límites de ancho y altura. Los sacos suelen clasificarse en una proporción de capacidad de carga de 5:1 o 6:1. Por ejemplo, para que una bolsa diseñada para 900 kg cumpla con el estándar 5:1, debe pasar una prueba de hasta 4535 kg.

Lo anterior muestra la gran seguridad y diseño de los sacos, que ofrecen muchos beneficios en el sector industrial. Esto no significa que sea seguro sobrepasar el límite de capacidad. Sobrellenar una bolsa de rafia creará varios riesgos, como volcaduras, colapsos o roturas de las costuras y asas.

Contar con una báscula en el sistema de llenado permitirá llenar con el peso exacto, lo que no solo mejora la seguridad, sino que ofrece beneficios económicos. Contar con un sistema que permita ajustes mecánicos ayudará a llenar los sacos de distintos pesos y alturas e, inclusive, llenar dos sacos en un solo pallet.

Revisión de equipos y sacos

Realicen una inspección de los sacos antes de colocarlos en el sistema de llenado. Revisen su pico, fondo y cuerpo y completen con una inspección del estado del equipo de llenado.

Uso correcto de revestimientos

En casi todos los casos, las empresas fabricantes dan pautas de seguridad, en las que se incluye el inflado de los forros de los sacos antes de utilizarlos. Es importante que el revestimiento se extienda más allá de la boquilla de llenado y asegurarse bien mientras el saco es llenado o descargado. Los operadores tienen que atar el revestimiento dentro de la lona o boquilla de llenado según las indicaciones de los fabricantes.

Es indispensable contar con un sistema de llenado que tenga un inflador de prellenado para costales forrados. De esta manera, el llenado es más seguro y eficiente. Tomen en cuenta algunas opciones de pre inflado, como sopladores de desplazamiento positivo o expansores de aire comprimido.

Contar con un buen soporte

Si no hay un buen soporte al llenar, el saco de polipropileno se inclinará hacia los lados, lo que representa un riesgo para la seguridad de trabajadores cercanos. Una forma ampliamente usada para evitar este problema es apoyar el saco en las esquinas a 10 cm del pallet mientras es llenado. De esta manera, la tela se estira correctamente y no habrá riesgos de inclinación y colapso.

Es importante que el sistema de llenado acomode un buen soporte, sin importar si se usa un pallet. Los operadores tienen que asegurar un marco correcto de llenado, de modo que se pueda soportar el peso de los costales de rafia completamente llenos.

Sellado y control del polvo

Durante el llenado de sacos, el personal no debe exponerse al polvo. La boquilla tiene que sellarse durante el proceso de llenado y al terminarse. Igualmente, tienen que revisar el saco antes de llenarlo para corroborar que el pico inferior de descarga esté bien sellado. El equipo tiene que permitir un cierre adecuado de la boquilla sin necesidad de que un trabajador la sostenga en una posición poco cómoda.

Por ningún motivo deben utilizarse elementos de sellado de baja calidad, como cuerdas elásticas. El sistema de llenado debe contar con conexiones que resistan la presencia de polvo y recolectores de polvo que sean eficientes.

Como notarán, es indispensable llenar adecuadamente los sacos para garantizar trabajos de calidad y mantener seguros sus productos y al personal. Una buena forma de comenzar con el llenado correcto es adquirir supersacos usados o nuevos de alta calidad, como los que en Comercializadora de Polímeros Reciclados ponemos a su alcance.

Ofrecemos sacos con capacidades de 500, 1,000 y 2,000 kg, laminados o no laminados y con medidas estándar de 90x90x120. Soliciten una cotización o más información al (55) 5974 2405 o envíen un correo a la dirección:  contacto@comercializadoradepolimerosreciclados.com.

Dirección

Col. José de la Mora
Mz. 4 Lt. J #9, Ixtapaluca,
56556, Estado de México

Rafia precio | Costales de rafia | Barcinas | Super sacos | Rafia natural | Rafia blanca | Rafia tela | Super sacos usados | Super sacos industriales | Venta de super sacos | Fleje de plástico | Cable de plástico | Malla sombra | Big bags